Cafeteros apuestan a retener el grano para elevar precio

Los precios internacionales del producto se encuentran en niveles de US$1,20, señaló el gerente de la FNC.

La retención cafetera puede mejorar la cotización internacional del grano. / Bloomberg News

Al estilo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que acordó congelar la producción para frenar la caída del precio del crudo, los cafeteros agremiados en la Organización Internacional del Café (OIC) buscan un pacto para retener un porcentaje de la producción cafetera mundial y elevar la cotización del grano. Sin embargo, algo va de la presión de la OPEP a la de la OIC en resultados económicos mundiales.

Los precios internacionales del café se encuentran postrados en niveles de US$1,20. Las condiciones actuales de oferta y demanda del grano en el mercado internacional deberían crear un escenario para tener cotizaciones promedio cercanas a US$1,70. Es decir, el precio internacional del café de hoy es similar al punto de la franja baja cuando había acuerdo internacional en 1989, que garantiza unos precios razonables para los cafeteros del planeta.

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (FNC), Roberto Vélez Vallejo, se mostró preocupado por la situación. Sin embargo, descartó un cartel de productores y anticipó que se puede proponer “que voluntariamente cada caficultor en el mundo” retenga entre un 5 % y un 10 % de la producción, “que no saque toda la producción al mercado, que guarde un poquito, un 5 %, con eso guardamos 7,5 millones de sacos” de café.

“Uno quisiera ver que los productores nos adueñemos de nuestro propio destino, y retener algo por el lado de cada productor sería la oportunidad para que la industria supiera que no hay una disponibilidad muy grande de café, que la condición está apretada y que tiene que pagar mejores precios”, señaló el dirigente gremial.

Vélez agregó que ha estado dialogando con los cafeteros del Brasil con capacidad financiera, para ver “si hacemos una comercialización ordenada del café, que no salga semejante cosecha al mismo tiempo”. La producción cafetera actual de Brasil es de 51,5 millones de sacos y la de Vietnam de 28,5 millones, en tanto que la de Colombia se encuentra sobre los 14 millones de sacos. La retención del 5 % de la producción cafetera equilibraría la oferta y demanda, dada la mayor producción que tiene Brasil.

“Nadie está pidiendo que hoy nos paguen US$5, ni US$10, sólo estamos pidiendo tener unos niveles (de precios) en donde tengamos una rentabilidad que nos permita continuar con el negocio a largo plazo”, dijo el gerente del gremio cafetero. Los cafeteros no se explican por qué los niveles de precios internacionales han caído, sobre todo cuando el mercado internacional ha tenido que echar mano de los inventarios.

Vélez Vallejo atribuye la debilidad del precio internacional del café a la inversión poderosa de los fondos de inversión, pero no sólo en café, sino en productos básicos (maíz, azúcar, algodón y cacao). “Hemos tenido el récord de contratos cortos”, indico al explicar que cada vez que se negocia un contrato es como si se vendieran 250 sacos del grano. “Están en la posición de venta más profunda de la historia, casi 60.000 contratos de café”, dijo el dirigente cafetero nacional.

Si se consideran las expectativas del mercado con una producción récord anunciada para Brasil, con los niveles de venta de los fondos de inversión, no hay duda de que tiene que estar en los actuales niveles de precios.

Ese panorama externo, sumado a la debilidad que registra el dólar en el mercado doméstico, “hace que el panorama de precios del café en Colombia sea muy preocupante”, dijo Vélez. Recordó que el precio por carga del grano en el mercado interno está entre $700.000 y $750.000, que no cubre casi los costos de producción. Para un buen sector de la caficultura deja pérdidas.

El gerente del gremio cafetero insiste en que se debe elaborar una agenda mundial de países productores que incluya al resto de la industria. “No se trata de los productores en un lado y la industria en el otro. Se trata de que colectivamente construyamos el futuro del café”, dijo Roberto Vélez Vallejo, descartando que se esté pensando en una cartelización de los productores.

Por: Jorge Sáenz V. @jorges_v




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *